EL VALOR DE LOS CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD PARA EL APRENDIZAJE Y LA FORMACIÓN


Nadie duda de la importancia que tiene el reconocimiento de la formación en términos de empleo y de cualificación profesional en sus distintos ámbitos. Recientemente, con la ocasión de la participación de DGF en el X Congreso Nacional de Formación Expoformación, tuve la ocasión de poder dirigirme a sus participantes con una ponencia en este sentido. Comparto algunas notas de mi intervención.

Son diversos los instrumentos de acreditación oficial. En nuestro país, el marco de referencia de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales es el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, en el ámbito de la Administración Laboral. En el ámbito europeo la principal referencia es el Marco Comunitario Único para la transparencia de las cualificaciones y las competencias, que viene a facilitar la movilidad de las personas, tanto con fines de aprendizaje permanente como con finalidades profesionales entre países y sectores.

En este sentido, los certificados de profesionalidad constituyen una excelente herramienta de acreditación para la inserción en el mercado laboral de los jóvenes sin experiencia y, también, para aquellos trabajadores con experiencia pero sin formación acreditada:

- Es una formación más económica que los cursos de posgrado, por ejemplo y, sin embargo, todos ellos cuentan con un importante componente práctico a través del módulo de prácticas en empresas.

- En diversos sectores son un instrumento de regulación de la actividad profesional, al ser necesario estar en posesión del correspondiente certificado para ejercer dicha profesión.

- Su formación es modular acumulable, lo que permite al alumno ir superando progresivamente los diferentes módulos que integran el itinerario formativo obteniendo una acreditación parcial.

- Es una formación versátil que puede realizarse a través de la modalidad presencial o en teleformación, en función de las necesidades y circunstancias personales de los estudiantes.

Actualmente, son 26 las familias o áreas profesionales que disponen de diferentes certificados de profesionalidad. Una amplia oferta que pretende dar respuesta a las necesidades formativas de personas y sectores productivos.

Por ello, en DGF hemos realizado una apuesta decidida por los certificados de profesionalidad poniendo a disposición de los centros y las entidades de formación una amplio catálogo de certificados acreditados por el SEPE, además de diversas soluciones tecnológicas y de asesoramiento que facilitan enormemente a los centros la incorporación de este modelo formativo a sus ofertas y catálogos de servicios.

Gema Granizo, Directora Gerente DGF

EL VALOR DE LOS CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD PARA EL APRENDIZAJE Y EL EMPLEO